Chateauneuf Du Pape Beaucastel Blanc

Chateauneuf Du Pape Beaucastel Blanc

Marca: Château de Beaucastel

Château de Beaucastel es el nombre que con más facilidad viene a la cabeza de los aficionados vinícolas de todo el mundo cuando se menciona la denominación Châteauneuf-du-Pape.

  • $ 2,420.00



Descripción
Uvas
80% Roussanne, 15% Garnacha Blanca, 5% Cepas Autorizadas.
Región
Châteauneuf-du-Pape, Francia.
Barrica
8 Meses en Barrica.
Guarda 20 años.
Temperatura de Servicio
Servir de 8 a 12º C.

Beaucastel era el apellido de los nobles propietarios de la finca, asentados en el pueblo de Courthézon a mediados del siglo XVI, y responsables de la construcción de la casa tal y como la conocemos hoy. Tras la filoxera, el viñedo estuvo abandonado, hasta que el 1909 fue adquirido por Gabriel Tramier, comenzando la replantación.

El heredero de éste fue Pierre Perrin, su yerno, un científico que impulsó enormemente el desarrollo de la viña. Pero el que realmente hizo despegar la propiedad fue Jacques Perrin quién vivió hasta 1978, padre de los actuales Jean-Pierre y François Perrin.

Tradición familiar

Château de Beaucastel es el nombre que con más facilidad viene a la cabeza de los aficionados vinícolas de todo el mundo cuando se menciona la denominación Châteauneuf-du-Pape. Y es uno de los pocos que conjugan volumen con calidad. Son los únicos 'tres estrellas' del sur del Ródano en la guía Bettane & Desseauve -al haber bajado a dos el Château Rayas- produciendo unas 335.000 botellas al año. Beaucastel era el apellido de los nobles propietarios de la finca, asentados en el pueblo de Courthézon a mediados del siglo XVI, y responsables de la construcción de la casa tal y como la conocemos hoy. Tras la filoxera, el viñedo estuvo abandonado, hasta que el 1909 fue adquirido por Gabriel Tramier, comenzando la replantación. El heredero de éste fue Pierre Perrin, su yerno, un científico que impulsó enormemente el desarrollo de la viña. Pero el que realmente hizo despegar la propiedad fue Jacques Perrin quién vivió hasta 1978, padre de los actuales Jean-Pierre y François Perrin.

Los Perrin son, junto con otras dos fincas vitícolas, Mont Redon y Domaine de Nalys, los únicos en utilizar las 13 castas permitidas en la AOC Châteauneuf. La lista, para los tintos: garnacha/grenache 30%, monastrell/mourvèdre 30%, syrah 10%, counoise 10% (de la que el propio François Perrin asegura que es una casta española llamada conejo, o al menos eso es lo que solía explicar el viejo doctor Parcé, de Banyuls, que le proporcionó los plantones), cinsault 5%, y el 15% restante una mezcla de muscardin, terret noir, vaccarèse, clairette, picpoul, picardan, bourboulenc y roussanne. Las cinco últimas son castas blancas. En total tienen 130 hectáreas en la finca, de las cuales están plantadas unas 100, y cada año reemplazan una o dos hectáreas de viña vieja por otras de nueva plantación en suelo que han dejado descansar al menos 10 años. Las uvas proceden de su viñedo de unas 70 hectáreas, en la zona entre Orange y Avignon. El terreno es de molasas marinas del mioceno, cubiertas por aluvión alpino, cantos rodados, los famosos 'galets roulés' de Châteauneuf, que actúan como 'acumuladores', almacenando el calor durante el día, liberándolo durante la noche.

Vista
De color amarillo pálido.
Nariz
Aromas a miel y flores.
Boca
En boca cremoso, miel y acacia.
Maridaje
Se recomienda acompañar con mariscos, ostiones y carnes blancas.
Opiniones de clientes

translation missing: es.pages.wishlist.instructions_popup_2

Ingresar ó Crear una cuenta